Seleccionar página

SEO, contenido de calidad, monetizar el blog,generar visitas, difusión de contenidos, analíticas, todo blogger debe saber sobre estos conceptos ¿verdad?

Ser madre y blogger, ¿incompatible?

© Iurii Sokolov – Fotolia.com

Está claro que no todo el mundo le da la misma importancia al blog que escriba. Lógicamente un blog sobre marketing, sobre el Know How de algo, un blog de un negocio, etc, sí que tiene que estar al día sobre todos los conceptos anteriormente dichos. Pero, ¿y si cambiamos la temática?, porque por temáticas de blogs no será.

Hay de todo tipo, cualquier tema que busques en Google, podrás encontrar blogs que hablen de ello, pero ¿y si ahondamos en  la maternidad.?

Debería nombrar también la paternidad, ya que hoy en día el término de «papás bloggers» está en aumento, pero refirámoslo al general.

Ya que en el nicho de la maternidad me incluyo yo:

Madre de dos criaturas, esposa y trabajadora a tiempo completo que me inicié en esto del blog hace ya 2 años y sí, por hobby y que no tenía ni idea cuando empecé:

¿Blogger o WordPress? – ah no sé… ¿ cuál es 100% gratis?

SEO – …..

Monetizar el blog – pues a este paso, tengo que pagar yo para que me lean.

Generar visitas – bueno, de momento vamos a ver si mi marido y mi familia me leen.

Difusión de contenidos – En mi Facebook personal no es plan ¿verdad? pues toca abrir, cuenta Twitter, Fanpage, Google +, IG, Pinterest…

Analíticas – voy a darme de alta en Google Analitycs, y meter el código ese en la plantilla no se dónde, y aunque no se para qué, ya que no se interpretar los resultados,  hay que tenerlo…

Contenido de calidad – aquí quería llegar yo, contenido de calidad.

Cuando se hace un post en el mundo maternal, sabes que hables de lo que hables, ya habrán hablado otros. Todos hablamos de pañales, lactancia, técnicas sueño, alimentación, educación… y podréis pensar que es un mundo muy amplio para crear un buen contenido de calidad. No digo que no, pero repetitivo es y será y además, la maternidad no es una regla exacta, los niños son todos distintos, lo que a mi me funciona con los míos, puede ocasionar el caos con otros niños y viceversa. Aquí no existe A-B-C..

Es difícil, muy difícil, además hay que sumarle que no es que  no tengas temas, si no porque la cabeza no te da, no encuentras tu inspiración cuando te consigues sentar, y cuando te llega esa inspiración, estás haciendo otras cosas, así que lo único que te queda es recordarlo como una canción que quieres memorizar y la repites una y otra vez, o sacas el móvil o la tablet, y escribes 3-4 frases que hagan recordar el tema del que querías hablar y esas ideas que te llegaron a la cabeza en pleno proceso de baños infantiles, o «quehaceres» diarios en una familia o date por perdida.

Y sobre los temas a tratar, como decía antes, todos hablamos de lo mismo, ¿contenido de calidad? sí, todos los contenidos son buenos, la forma de expresarse y la conexión de ideas con el lector, es lo que le dará la calidad.

Si usas un lenguaje acorde al público que te lee, si te muestras cercano, si el lector se identifica con tu experiencia, será un contenido de calidad para él. Está claro que  influye que su forma de educar o de abordar cierto tema tan personal como es la educación de los hijos, sea acorde a la suya, si no, ni contenido de calidad ni nada. Te borrará de su lista y nunca más sabrás de él.

Admiro a esas madres/padres que tienen un blog profesional, que tienen sus patrocinadores, que monetizan el blog, que sus analíticas y contenidos son buenos, su difusión y SEO es correcto, porque de verdad que es muy complicado tener que escribir y centrar tus ideas con niños alrededor revoloteando a los que les pides algo de calma y cuando la tienes, sospechas de que estén tramando alguna fechoría.

Niños que son lo que son, que reclaman atención, que se cuelgan del cuello para darte un abrazo, o un beso porque si, que te piden merendar y que tu sin conocimiento alguno de la hora, les dices automáticamente: «sí, ahora te preparo… esto… sí… ahora.»

Que cuando te levantas para darle la merienda, es la hora del baño, y posterior cena, y piensas: «bueno, así cena con más hambre».

Es muy difícil crear un contenido de calidad, faltan horas al final del día para llegar a todo.

Yo empecé como comentaba arriba, con muy poca idea de esto del blogging; pero quien algo quiere algo le cuesta, y empecé a leer otros blogs, blogs de marketing, tutoriales, diferencias de conceptos, me propuse entender a la araña de Google, qué significaba eso de indexar contenido, qué era el SEO, leía y leo a Carlos Bravo, intento estar al día con el blog, y hasta debo confesar que durante un tiempo imité a Carlos e intenté escribir un post diario; pero como el dice, es un estilo de vida, no lo recomienda a todos y no siempre harás contenido de calidad.

Compré el dominio, cambié la plantilla de blogger, (actualmente valorando cambiar a WP), encargué unos diseños, pero pensad, siendo madre, esposa y trabajadora a tiempo completo, ¿cuándo creéis que hacía todo esto?, ¿cuándo podía sentarme delante del ordenador y crear contenido de calidad?

Pues muy temprano, cuando todos dormían. Era el único momento del día que podía sentarme delante del PC, tomarme un café tranquila y escribir sin interrupciones. ¿La hora? confieso: 5:30 AM.

A día de hoy no me levanto  a esa hora, voy a trompicones elaborando posts, en ratos libres, apuntando ideas, y bueno, sé que el resultado no es el correcto pero ahí sigo. Quizás el día de mañana pueda dedicarme algo más en serio, de momento me lo tomo como una práctica de rodaje, de entrenamiento, de conocimiento, de pruebas. Porque seamos sinceros, el contenido de calidad hay que trabajarlo «muy mucho» y tienes que llegar a ese público que ya tienen unos blogs idealizados y que apenas se mueven de ahí.

Por mi parte, sigo trabajando los ratos que puedo en conseguirlo, no sabré si soy capaz de hacerlo si no lo intento. Así es que si tenéis alguna duda, en mi blog www.historiasdepitufines.com espero poder resolverla.

Lydia AlmansaLydia Almansa trabaja como responsable de Atención al paciente en una empresa del sector dental, es esposa, maestra, lavandera, cocinera, policía, médico, india, bailarina, payasa, perchero, negociadora, es decir, madre de dos niños de 8 y 5 años y también aspirante a blogger.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This