Seleccionar página

Todos los padres saben que cuando van al supermercado a hacer la compra en familia son los más pequeños los que muchas veces toman las decisiones sobre qué marcas de determinados productos se opta por comprar.

El packaging infantil como estrategia de marketing

© Edenwithin – Fotolia.com

La Influencia de los más pequeños en las compras familiares

El hecho de que sean los más pequeños los que deciden sobre determinados productos no pasa en absoluto desapercibido a los expertos en marketing, que tienen muy presente que los niños son mucho más influenciables a la apariencia de los productos que los adultos.

Hay estudios que demuestran que la influencia de los niños de edades comprendidas entre 3 y 9 años en la elección de productos, especialmente los destinados a su propio consumo, es muy relevante y contrariamente a lo que se podría pensar a los niños les gusta ir con sus padres a comprar. Además la mayoría de los padres admite que suelen aceptar las decisiones tomadas por los niños.

Por ello si una marca quiere triunfar con el público infantil tiene que ser muy consciente de que ha de dirigirse a él de manera diferente a como lo haría al adulto, al fin y al cabo los niños tienen sus propios intereses.

Trucos para llegar a los más pequeños

Para los niños el sentido de la vista es fundamental, son mucho más influenciables que los adultos a los colores llamativos y brillantes y esto es algo que se puede aplicar directamente en el packaging de los productos.

Además a los niños les encanta jugar, por eso un importante elemento de marketing es colocar en los productos imágenes con sus personajes favoritos. Recientemente, la empresa Actimel desarrolló una campaña dirigida al público infantil utilizando todos estos principios, adaptó su bote a la forma de diversos personajes y creó unas coloridas etiquetas a las que dotó de nombres, en total creó más de 130 personajes cada uno con un nombre en una tipografía muy televisiva y con unas características distintas. A esto le unió una plataforma online donde los niños podían modificar las características de los personajes que eligieran.

Pero no se puede olvidar que los que toman la última decisión en el proceso de compra son los padres. En definitiva se trata de invitar a los niños a desear jugar con el producto que queremos vender atendiendo a sus preferencias.

 

Javier Gázquez

Javier Gázquez en tan solo 5 años ha conseguido colaboraciones con empresas globales como www.Textbroker.es, grupos de Dropshipping de prestigio como Dropalia.es e incluso emprender su propia agencia donde se especializa en adaptar negocios convencionales a la red mediante estrategias de negocio, pero de lo que más disfruta es de su blog de trucos de marketing online y ecommerce www.blogtimista.es.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This