Seleccionar página

Existen ocasiones en las que optamos por tomar una iniciativa pero no tenemos claro el objetivo que perseguimos con la misma. Esto es un hecho que se da muy a menudo con la creación de blog. Escribiendo en  tu blog pretendes, ¿crear tu espacio personal? ¿Subir contenido que quieres compartir? ¿Quieres promocionar un servicio que ofreces? ¿Captar clientes que necesitas? Puedes conseguir esto y más, quédate conmigo que voy a explicártelo.

Todos los objetivos que puedes conseguir con tu blog

Derechos de foto de Fotolia

Algunos objetivos

Existen múltiples objetivos que puedes conseguir con tu blog. Algunos en paralelo y otros no. Por ejemplo:

  • Dirigir el tráfico a una página web o de ventas.
  • Recopilar suscriptores.
  • Ganar dinero monetizando tu espacio.
  • Transmitir tu pasión por un tema concreto.
  • Darse a conocer y ofrecer un servicio.
  • Encontrar clientes o incluso generar ingresos de afiliados.
  • Crearte una marca personal y una credibilidad.

No siempre va a tener sentido enfocarte en varios de ellos a la vez, aunque existirán ocasiones en los que sean complementarios de modo que unos te ayudaran a conseguir otros. Un claro ejemplo podría ser un artículo diseñado con un formulario que recopile suscriptores y que además cuente con enlaces para promocionar algún producto a tus afiliados.

Requisitos para conseguir los objetivos de tu blog

Como hemos comentado existen ocasiones en las que se pueden compatibilizar objetivos de tu blog. Pero se tienen que cumplir una serie de requisitos para que esto sea posible. Para empezar, no podemos hablar de objetivos que sean incompatibles, es decir, que el cumplimiento de uno implique el fallo del otro. Esto habrá ocasiones en las que sea muy evidente de detectar, por ejemplo, no se puede pretender crear afiliados a tu blog que sigan tu contenido si, además, se quiere que tu blog sea un portal para dirigir el tráfico a una página web concreta. Sin embargo, habrá otras ocasiones en las que detectar este problema sea más complicado. Si existe una mínima duda, céntrate en el objetivo que te aporte mayor valor.

Por otra parte, los objetivos se han de mantener a lo largo de la vida de tu blog. Para optar por diferentes ambiciones no es recomendable crear post con diversas temáticas y estructuras, con el fin de lograr todos tus objetivos de un modo completamente aleatorio.

Limitaciones

Hay que tener en cuenta que lograr tus metas no es ni meramente sencillo. Si hablamos, además, de un conjunto de ellas es más complicado. Es importante ser conscientes de que el tiempo con el que contamos es siempre limitado. Si lo divides con el fin de conseguir diferentes objetivos es posible que tardes más en alcanzarlos, aunque es mejor no desesperar nunca en el intento.

Además, hay que tener claro que el número de post que vas a publicar no se ha de multiplicar con el fin de obtener más metas. Es muy importante no agobiar a tu público. El contenido ha de ser constante y claro. No siempre más es mejor.

Teresa Saravia, estudiante de Administración y dirección de empresas en la universidad de ICADE de comillas, especializándose en el estudio del marketing digital.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This