Seleccionar página

¿Tu empresa ya tiene blog? Si estás leyendo esto, probablemente tu respuesta sea positiva, o quizá estás pensando en lanzar uno. Sabes las ventajas que tiene para el reconocimiento de marca de tu empresa y sus potencia para captar nuevos clientes. Sin embargo, seguramente te asusta que el coste se te vaya de las manos, porque no conoces muy bien las herramientas, ni sabes exactamente cuánto esfuerzo conlleva mantenerlo, ¿verdad?

Cómo llevar la contabilidad de los gastos de tu blog mes a mes

© Kurhan – Fotolia.com

Lanzar y mantener un blog de empresa es muy barato en comparación con las posibilidades de comunicación que ofrece. No obstante, conviene que tengas una idea muy clara de cuáles son los gastos en los que vas a incurrir y cuándo te van a llegar las facturas.

Gastos de lanzamiento

A la hora de lanzar tu blog desde cero vas a tener una serie de gastos inevitables. Tenlos en cuenta para que no te pillen por sorpresa:

  • Dominio: la url a la que se accede a tu blog (por ejemplo www.elblogdemiempresa.com). Lo más común es que tu empresa ya tenga un dominio para su página web, por lo que puedes aprovecharlo creando un subdominio o una dirección secundaria de manera que no tengas que adquirir y mantener un dominio nuevo (por ejemplo miblog.miempresa.com o www.miempresa.com/miblog). De todos modos este es el menor coste que tendrás, ya que el precio de un dominio varía entre 5 y 25 euros al año.
  • Alojamiento: el lugar donde se guardan físicamente las páginas que componen tu blog. Hay servicios gratuitos como Blogger y WordPress, pero si quieres dar una imagen profesional es conveniente que contrates tu propio servidor. Te costará poco, entre 40 y 60 euros al año un servidor dedicado
  • Establecimiento de la estrategia de contenidos y difusión: es una tarea que debería realizar un perfil de marketing y/o comunicación, normalmente interno y en ocasiones ayudado por una consultora externa. Este servicio varía en precio, tendrás que hacer un poco de investigación de mercado para determinar cuál es la solución más óptima.

Con estos tres elementos ya puedes poner en marcha tu blog. Ahora bien, ten en cuenta que estos gastos iniciales se repetirán anualmente.

Gastos de mantenimiento

Una vez que has establecido los mínimos tecnológicos y estratégicos, ahora te toca dotar tu blog de contenido regularmente y promocionarlo en las redes. Esta es la parte más costosa, sobre todo si pretendes tener contenidos de calidad, que son los que realmente te proporcionarán más visitas y posibilidades de venta de tus productos. Aquí puedes invertir tanto como quieras y, al establecer la estrategia de contenidos, ya tendrás una idea aproximada de tus costes.

Lo recomendable es que planifiques tus recursos y subcontrates aquellas capacidades con las que no cuentas dentro de tu empresa. Los servicios que vas a necesitar para mantener tu blog son los siguientes:

  • Identificación de temáticas y contenidos: normalmente es un perfil interno de marketing el que realiza la tarea de decidir qué temas hay que tratar en cada momento y buscar contenido dentro de la empresa que se pueda adaptar.
  • Redacción de contenidos: el perfil que necesitas es un periodista, que habitualmente es un profesional freelance al que puedes subcontratar con una tarifa de precio por palabra, por post o un fijo mensual por una cantidad establecida de trabajo. Un precio fijo es mejor que un variable, pues te permite mantener la contabilidad de tu blog de forma más sencilla.
  • Publicación en el blog: esta tarea o bien la realiza el propio periodista, recae en un perfil interno de la empresa o en la agencia que realizará posteriormente la difusión de los contenidos en redes sociales.
  • Difusión en redes sociales: el trabajo del blog no termina al publicar el post, más bien este es el comienzo de toda la estrategia de difusión. Un community manager o agencia de publicidad es normalmente quien se encarga de realizar esta tarea, que también puedes contratar por un precio fijo mensual.

De este modo en tu primer mes, el de la inversión inicial, debes calcular que tus costes serán mayores por el esfuerzo que supone el lanzamiento del blog. Una vez transcurrido ese primer mes, podrás mantener tus costes en un fijo mensual que evitarán sustos y permitirán que crees una base activa de seguidores alrededor de tu marca. Adicionalmente y con un presupuesto extra, también puedes contratar servicios de publicidad para promocionar tu blog a través de anuncios.

El tiempo que se tarda en realizar estas tareas es mayor de lo que puede parecer. Una vez publicado cada post, hay que atender a los comentarios y respuestas de los visitantes y estar siempre alerta de nuevos temas de interés. Por eso muchas empresas que comienzan su blog con ilusión lo abandonan a los pocos meses, lo que perjudica su imagen de marca. Por ello lo mejor es poner estas tareas en manos de profesionales que, por un coste mensual fijo, pueden realizar todo el mantenimiento del blog sin que te suponga un dolor de cabeza constante ni un susto para el bolsillo.

EEF_Ana_CalzadaAna Calzada, periodista y especialista en comunicación para Pymes y Empresas. Es colaboradora de diversos blogs relacionados con este tema, como Blogoempresa y redactora en Eaeprogramas.es/Empresa-familiar, del que es la redactora principal. Además, ha colaborado como formadora con escuelas de negocios como ENyD (Escuela de Negocios y Dirección de Madrid) y como asesora de varias empresas de nuestro país.

//

 

Más articulos populares sobre este tema

Pin It on Pinterest

Shares
Share This