Seleccionar página

A la hora de enfrentarte ante el reto de escribir un artículo se nos presentan diversos errores que tendemos a cometer a menudo. Si hacemos una búsqueda rápida por internet encontramos blogs de éxito de diferentes temáticas, con metas totalmente opuestas, con diseños muy diversos… Sin embargo, hay algo que siempre suelen tener todos en común y es un gran atractivo visual. Esto podrás conseguirlo para tu blog siempre que no cometas estos errores que te menciono a continuación. Estudiémoslos juntos.

Los 5 errores que nunca debemos cometer al escribir un artículo
Derechos de foto de Fotolia

1. No ilustrar tu artículo

¿Has abierto en alguna ocasión un artículo y solo escaneándolo unos segundos lo has cerrado? Yo me confieso culpable, de hecho tengo que reconocer que lo he hecho reiteradas veces. No me he parado a leer el contenido del artículo porque no me ha atraído en un primer momento. Esta demostrado que los usuarios de internet son muy selectivos.

Para poder evitar que ocurra esto en tu blog necesitas añadir títulos y subtítulos. De este modo, se hará visualmente más atractivo y su lectura no solo parecerá, si no que será más sencilla. Habrá usuarios que no estén interesados en leer todo el contenido pero sí una parte que tú bien le habrás indicado. Además, con esta labor, es muy recomendable el uso de letras en negrita, que remarquen las palabras clave que puede estar intentando localizar una persona.

Por último, es muy útil el uso de listas. Este mismo artículo es un ejemplo de ello. Suelen ser atractivas para el lector y más fáciles de escribir. ¡Son todo ventajas!

2. No usar imágenes o colocarlas mal

Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras. Si estamos hablando de visibilidad, de una primera atracción, el uso de imágenes es fundamental. Pero no todas son válidas. No es recomendable el uso de fotografías:

  • De tamaño muy reducido o que ocupen todo el artículo.
  • Mal enfocadas o que puedan ser desagradables a la vista por cualquier circunstancia.
  • No relacionadas con el contenido de nuestro artículo. Ya que el lector puede sentir que ha entrado por equivocación.

Una vez seleccionada la imagen que cumple con estos requisitos habrá que elegir dónde ubicarla. Mi consejo es que siempre es mejor que sea al principio del texto y nunca al final.

3. Separación de párrafos

Dentro de este apartado curiosamente encontramos casos totalmente opuestos. Existe un gran número de personas que tienden a crear párrafos excesivamente largos. De modo que un contenido que podría haber sido no solo interesante, si no que también dinámico, pasa a ser algo tedioso y que a la gran mayoría de personas, entre las que me incluyo, les da una pereza tremenda leer. Si no encuentras ningún otro escrito que te pueda dar esa información puede que vuelvas pero, ¿en caso contrario? Las posibilidades son nulas.

El otro caso es que tus párrafos sea muy escuetos. Hay que aclarar un tema importante, una frase nunca constituye un párrafo. Habrás de contar con alguna más para que sea así. Esto no quiere decir que si hablas de temas diferentes tengas que unir cuestionen que no encajen. Existen soluciones. ¿No puedes ampliar tu información? ¿Reestructurarla de un modo diferente?

Por tanto mi recomendación es escribir párrafos de entre 4-7 líneas como mucho. Manera en la que el lector podrá ir avanzando en el artículo sin ninguna dificultad.

4. Usar frases excesivamente largas al escribir un artículo

Se dan casos en los que enlazar ideas no es simple. En ellos tendemos a crear frases largas, complicadas, que son difíciles de leer. Estas no son, en general, atrayentes para el público. Hay que recordar que no solo pretendemos que empiecen a leer el artículo si no que se quedan, si es posible, hasta el final. Para ello es necesario que sientan que lo leen rápido, nunca que es una pérdida de tiempo o que no lo están comprendiendo. Es por ello que aconsejo siempre que antes de usar una frase enrevesada, se usen varias frases cortas, no importa el número, para expresar aquello que queramos.

5. Uso de tecnicismos

Este tema es delicado. El uso de tecnicismos no debe considerarse un error en sí pero hay ocasiones en que lo es. No es lo mismo escribir un blog destinado exclusivamente a abogados o farmacéuticos que uno sobre alimentación. En el primero sabes que tu público objetivo son personas entendidas en la materia, que raramente podrán verse sorprendidos por las palabras que uses. Sin embargo, en el segundo caso pueden existir muy diverso tipo de personas que se interesen en temas de alimentación o salud que no entiendan términos muy técnicos y eso pueda llevarles a abandonar tu artículo. Ten siempre en cuenta a qué clase de público quieres dirigirte y actúa en consecuencia.

Teresa Saravia, estudiante de Administración y dirección de empresas en la universidad de ICADE de comillas, especializándose en el estudio del marketing digital.

 

Más articulos populares sobre este tema

Pin It on Pinterest

Shares
Share This