Seleccionar página

Podría decirse que el bloqueo del escritor es un mal que afecta a muchos. Cualquier proceso que implique creatividad puede conllevar una serie de momentos de saturación. Estos pueden hacer peligrar esa constancia de tu blog que tanto te has propuesto mantener. Y es que es bien sabido por todos que tener un contacto continuado con tus seguidores puede hacer crecer tu comunidad. Pero, ¿qué ocurre cuando se tiene bloqueo de escritor? ¿Cómo puede superarse?

Supera el bloqueo de escritor de tu blog con estos 10 tips

1.    Crea un listado con posibles temas

Organízate. Es posible que cuando crees tu blog en primera instancia tengas muchísimas ideas y te dejes llevar por el entusiasmo escribiéndolas todas de un modo desorganizado. Intenta que esto no ocurra. Haz un listado con todas esas ideas e intenta estructurarlas. De este modo, podrás crear categorías con subcategorías que puedan servirte de inspiración.

Además, habrá ocasiones en que algunos de esos temas que pensaste en un principio no los pusieras en prácticas. Rescata ideas del pasado que puedan ser útiles hoy en día. Recuerda que hay temas que siempre son válidos.

2.    Investiga a tus competidores

Una fuente de información siempre es la competencia. Haz otro listado, esta vez con blog que sean afines a tu contenido e investígalos. Pueden haber generado un contenido que a ti no se te haya ocurrido. Incluso pueden suponerte de ayuda para inspirarte. Lee su contenido, suscríbete a su Newsletter, deja tu email… Haz que te sea muy fácil mantenerte al día con sus post.

3.    Lee comentarios de tu audiencia

No hay mejor forma de darle vida a tu blog que teniendo feedback con tu público. Sus comentarios en tu blog pueden ser una fuente de inspiración muy potente. ¿Te han dejado una pregunta interesante? Crea una entrada en la que se la resuelvas y amplíes información. Además, es muy probable que te hayan dejado directamente sugerencias de temas que quieren del que quieren saber su punto de vista. Escúchales. Ellos son tu audiencia más directa y la que va a conseguir que se mantengan tus visitas.

No hay que olvidar que también se les puede preguntar de forma directa. ¿Qué os interesa leer próximamente? Dejando esta pregunta en tu último post puedes conseguir ideas para el par de artículos siguientes. Además, te puedes servir de las redes sociales para realizar encuestas o lanzar preguntas que te ayudarán con tu bloqueo. Por cierto, nunca estaría mal revisar también el Twitter de la competencia, igual puedes adelantarte a una idea de uno de sus seguidores.

4.    Lee revistas especializadas

Leer, leer y leer. Este nunca es un mal consejo. Da igual la temática de tu blog, siempre van a existir revistas tanto físicas como digitales que te pueden aportar conocimientos que transmitir en tu blog.

En este aspecto es importante siempre mantenerse al día de los temas de actualidad de tu sector. Ser el primero en escribir sobre un tema es siempre una buena oportunidad para posicionar palabras clave que de otro modo sería muy complicado.

5.     Revisa tu contenido

Muchas veces la inspiración está tan al alcance de nuestra mano que somos incapaces de verla. Estudia tu blog con detenimiento, ¿cuáles son tus entradas más populares? ¿Sobre qué temas se comenta más? Puedes encontrar que hay entradas antiguas que puedes ampliar o renovar. Enlaza, además, estos post para conseguir visitas en ambos.

Por otro lado, es muy posible que puedas crear entradas complementarias a las que ya posees. Reinvéntate y haz de tu propio contenido un hervidero de buenas ideas.

6.     No olvides las sugerencias de Google

Una forma de saber lo que la gente más busca en internet es precisamente usando Google. A todos nos ha pasado que mientras escribíamos en el buscador este ya nos daba una sugerencia exacta a nuestra intención de búsqueda. ¿Y si usamos esto para inspirarnos? Es tan sencillo como empezar a escribir algo relacionado con nuestra temática y ver que sugerencias nos ofrece. Es probable que algunas de ellas ya las hayamos utilizado, pero muchas no. De esta manera no solo te inspiras si no que consigues artículos que sabes que son muy buscados por tu posible audiencia.

7.     Amplía tus temas

Es posible que tu temario sea muy limitado y que eso te provoque el bloqueo. ¿Por qué no amplias el temario? Escribe sobre otros aspectos relacionados con tu contenido. Esto te puede proporcionar un mundo nuevo de posibilidades.

Puedes modificar además el tipo de artículo que estás escribiendo de forma repetitiva. Escribe artículos que enseñen a otras personas a realizar algo, informa sobre temas de interés, da tu opinión sobre algo novedoso de tu sector, estudia un caso concreto que pueda servir de experiencia…

8.    Haz entrevistas a expertos

Una excelente idea para ampliar tu contenido es realizar una entrevista a expertos. Este formato, además, es especialmente dinámico para el lector y te puede proporcionar muchos beneficios. En primer lugar, es muy fácil de escribir siempre y cuando hayas sabido pensar unas preguntas interesantes. En segundo lugar, será un post que pueda tener mucha transmisión. Si eres capaz de entrevistar a alguien conocido dentro de tu sector y este publica su entrevista en redes sociales tu número de visitas se puede ver ampliamente multiplicado. De este modo, no sólo se puede ver aumentado tu tráfico de este post sino de todo tu blog.

Por último, si es posible graba la entrevista y publícala en formato video. Si ya esta puede tener una transmisión más fácil el video puede conseguir hacerse viral con mucha facilidad.

9.     Usa tus experiencias personales

¿Has asistido a alguna conferencia últimamente? Cuenta en el blog la experiencia. Qué aprendiste o a qué te inspiró. Opinión personal que tienes sobre la misma. Incluso puedes recomendar diferentes eventos o conferencias que creas que pueden ser de utilidad para tus seguidores.

10.  Ten a mano siempre boli y papel

Y para terminar, el consejo probablemente más importante de todos. No sabes en qué momento tu bloqueo va a terminar. No duran para siempre, aunque creas que es así. Cuando esto ocurra tienes que estar preparado. Intenta no olvidar nunca una buena idea que se te haya podido ocurrir. Ten siempre a mano dónde apuntarlas. Piensa que la inspiración puede estar dónde menos te lo esperes. Una reunión con amigos o un anuncio que veas pueden conseguirte esa idea que te saque del atolladero.

 

Teresa Saravia, estudiante de Administración y dirección de empresas en la universidad de ICADE de comillas, especializándose en el estudio del marketing digital.

 

Más articulos populares sobre este tema

Pin It on Pinterest

Shares
Share This