Seleccionar página

El diseño de una marca crea la personalidad, actitud y también el rostro de cualquier empresa, lo que en el corto tiempo debe provocar una asociación inmediata por parte del público. Es por ello que debe ser única e inconfundible, lo cual comienza con el logo. Ahora bien, eso no hace que cualquier diseño o estrategia de marketing esté aislada de un contexto social, económico y no siga las últimas tendencias del mercado ¿Qué elementos debes tener en cuenta a la hora de ver los resultados finales en tu logo? A continuación, las tencias que vendrán en el 2020.

Cuáles serán las tendencias en logos de cara al año 2020

Simple es mejor

Lejos de los tiempos barrocos, en donde lo más complejo era sinónimo de distinción, calidad y poder, hoy en día las grandes firmas tecnológicas apuestan a lo simple como un camino asegurado al éxito. Esto se debe a la hiperconexión en la que nos encontramos, en donde una gran cantidad de cosas suceden al mismo tiempo.

Ante esa saturación, ver algo simple se vive como algo cálido y confiable. Es así, que a lo largo del tiempo, se recordará a esta época como una década minimalista. A la hora de crear tu logo, no olvides tener en cuenta este factor clave.

El poder de la adaptación:

A raíz de que las capacidades digitales van en aumento y el gran público se acostumbra a utilizar las nuevas tecnologías, los logos deben tener en cuenta que necesitarán adaptarse a muchas plataformas.

Es importante tener en cuenta cuando realizas un logo que no es lo mismo verlo en un Smart TV que en un smartphone, por citar un ejemplo. Esta necesidad de adaptación, que no podía imaginarse a mediados del siglo XX, es vital para el éxito de cualquier diseño. La clave está en la reducción: al achicarse el tamaño de una pantalla, también se reducen la cantidad de adornos y se suprimen algunos elementos. La finalidad última es asegurar la legibilidad y la claridad.

El valor de lo auténtico

En el delicado equilibrio entre la simplicidad y la originalidad, muchas veces se encuentra la llave del éxito. Lo simple no significa hacer todo lo que hacen los demás, así como tampoco ser original significa volverse barroco y sobrecargado.

Tener en cuenta el espíritu y personalidad de nuestra marca nos tiene que ayudar a crear algo original, sin necesidad de volvernos complejos para el gran público. Saber que menos es más, no necesariamente es ir por el camino fácil. Afinar el ojo aquí será vital para lograr resultados excelentes.

Estabilidad

A pesar de que muchas marcas han virado a logos y diseños más simples, también existe una tendencia contraria que significa apostar a la estabilidad y durabilidad de un diseño.

En ese sentido, muchas grandes firmas prefieren mantener su imagen aunque esta sea un poco anticuada o muy cargada, queriendo generar una relación aún más cercana con sus potenciales clientes.

Graduaciones de color

Más arriesgada que la última tendencia que hemos mencionado, muchas marcas apuestan a logos con graduaciones de color, así como el agregado de sombras y reflejos. Además de dar una imagen más moderna, crea una suerte de efecto 3D que ayuda a romper con la monotonía de las imágenes planas de la web. Si estás por empezar de cero, este es un buen recurso a tener en cuenta.

Apostar a la tipografía

Muchas grandes firmas decidieron que sus logos serán sus propios nombres, haciendo especial hincapié en elegir una tipografía fácilmente reconocible. Coca Cola y Google son dos de los casos más paradigmáticos, los cuales influyeron en nuevas firmas como Netflix para esta elección. Se espera que para el 2020 muchas firmas adopten esta estrategia, sobre todo en el caso de las nuevas. ¿La próxima empresa unicornio también tendrá un logo basado en la tipografía?

A mano alzada

Por último, también se espera que los logos que dan la sensación de estar hechos a mano y no por computadora vuelvan a imponerse. Según expertos, estos diseños generan confianza y calidez, además de distinguirse del resto.

Más articulos populares sobre este tema

Pin It on Pinterest

Shares
Share This